lalaurie mansion nicolas cageChad y Carey W. Hayes, los hermanos guionistas de varios éxitos de terror y reconocidos internacionalmente por su trabajo en el Universo Warren por ‘The Conjuring’ (James Wan, 2013) y su posterior secuela, ‘The Conjuring 2’ (2016) se han propuesto incursionar con su propia franquicia de terror.

En el año 2007, el actor Nicolas Cage, compró en Nueva Orleans por apróximadamente 3.4 millones de dólares, la reconocida mansión LaLaurie, en la que vivió, a comienzos del XIX, "Mad" Marie Delphine LaLaurie, una respetada residente de la ciudad que guardaba oscuros secretos. Cuando un incendio destruyó parte de la propiedad en 1834, los vecinos descubrieron horrorizados un buen número de esclavos encadenados, torturados e incluso mutilados.

Durante años, muchas leyendas han girado alrededor de la casa, lo que al principio no pareció importarle a Cage, quien posteriormente, agobiado por las presencias que habitaban el lugar y también por las deudas, decidió poner a la venta la mansión en el año 2009, y alejarse de la residencia de forma definitiva por cerca de 2.3 millones de dólares. Desde entonces ha permanecido cerrada al público, lo que la ha convertido en la historia perfecta para una nueva franquicia.

“Nos encanta escribir películas en las que podemos contar historias reales, incorporando momentos que la gente puede buscar y descubrir que sucedió de verdad”, comentan los hermanos a Collider. “Con la mansión de LaLaurie podemos hacer exactamente eso. Existe una gran cantidad de documentación de un pasado muy oscuro y aterrador de hechos reales. Sin mencionar que después de pasar un tiempo allí, lo que experimentamos personalmente fue realmente desconcertante”.

 

 

Comparte
hablandodecine.com