juliannemoore redcarpetFoto: Getty

Con pecas, piel de alabastro y un talento que desborda, Julianne fué ayer la estrella del día. Ganadora de la Palma de Oro en 2014 con Maps of the Stars, de Cronenberg, en el papel de una diva de Hollywood en degeneración. En esta ocasión presentó Wonderstruck, junto a su director Todd Haynes, en competición, donde encarna dos personajes. Es  la tercera vez que Haynes la elige como su musa, él, homosexual declarado, ella, ícono del mundo gay. "Son relaciones especiales, más profundas, que te enriquecen interiormente", dijo la interprete norteamericana con su usual dulce sonrisa. "Y con las mujeres, no hay tensión jamás. No se crean esos equivocos que pueden destruir una relación", agregó.

En Wonderstruck, entra en el mundo imaginario infantil. "Vamos a descubrir su mundo en busca de respuestas", admitió. "Pero no hay que categorizar. Siempre he sido esclava de los cliches. Cuantas veces me han cuestionado por seguir interpretando papeles de mujeres disturbadas, mientras yo soy ordenada y metódica en mi vida familiar. Pero yo no soy los personajes que interpreto. Los distancio de mi vida privada. Por el contrario, me gusta sumergirme en proyectos diversos, pasar de filme de autor a proyectos mas comerciales. No es necesario esperar el rol perfecto, que quiza jamás llegue", admitió.

En la película, los protagonistas don dos niños sordos, cuyas historias estan separadas por cincuenta años y misteriosamente ambas entrelazadas. "Un viaje ácido en el universo de ños niños".

Julianne Moore WonderstruckFoto FAMEFLYNET PICTURES

Como se siente con los dos roles, en diferentes edades de la vida? "Estoy a mitad de camino entre la edad de ambas mujeres, lo cual me permite ser creíble en los dos personajes". Sobre la comunicación con el lenguaje corporal, del lenguaje mudo al hablado, declaró: "ambas están privadas de emociones que conectan con el mundo y su entorno. Esta historia produce una alteración de la dimención espacio temporal. Los dos niños perciben el mundo en modo limitado, y seguimos la historia a traves de su mirada".  "Pero las peliculas deben comunicar, no importa la edad, las condiciones fisicas, la diferencia cultural o religiosa. En el set somos todos iguales".

 

Comparte
hablandodecine.com