virus tropicalPor Daniela Creamer
Berlin.- Embarazo psicológico? Gases? Subida de peso? No. es un “Virus Tropical”. Así explicó ayer en la prestigiosa Berlinale su llegada al mundo Paola Gaviria, artísticamente reconocida como Power Paola, a través de esta valiente y emotiva adaptación al cine de su comic homónimo y autobiográfico. Dirigida por el colombiano Santiago Caicedo, “Virus Tropical” fue muy bien acogida en la sección Generación, dedicada a películas para audiencias jóvenes en la que optará a un Oso de Cristal.

Con guión adaptado por Enrique Lozano, este comic es animado con gran talento, poder y eficacia en blanco y negro, narrado en primera persona por Paola, la menor de tres hermanas de una familia atípica colombiana, radicada en Quito. Entre canciones de rock, punk y salsa, Paola relata sus vivencias, los altos y bajos humanos de una joven latinoamericana desde una óptica inconformista y genuina a medida que va creciendo entre Quito y Cali. Cuando su padre decide regresar a Bogotá para ser Pastor y abandona a su familia, su madre se ve forzada a mantener sola a sus tres hijas en Ecuador, echando mano con mucha sabiduría y amor a sus “poderes” de clarividencia. Paola Madura en medio de este desbarajuste, tomando lo mejor de las circunstancias y manteniéndose fiel a sí misma.

¿Una emocionante representación de la fuerza e intensidad de la voz femenina? “Si encontraste poderosa la voz, es por eso mismo, por ser femenina. Creo que todas las mujeres somos poderosas”, enfatizo emocionada Paola al responder la pregunta de una joven periodista ecuatoriana. “No se de donde me vienen las ganas, pero es una profunda necesidad que siento de expresar la vida a través del dibujo. Como que entiendo la vida a través de esto y tengo siempre la necesidad de narrarla. Es algo que no puedo sacármelo de encima. Y gracias a Santiago y a todo el equipo de Timbo Estudio pudimos poner todos estos dibujos en movimiento y darles una vida propia”, admitió satisfecha.

“Cuando uno narra la vida de uno, no es solo eso, sino también situarla en el contexto en el que se vive. Para mí era muy importante que se viera la cultura que nos rodeaba, como estábamos invadidos o colonializados, que se apreciara todo ese mix, porque a veces se piensa que Latinoamérica es solo un lugar y en realidad es una gran mescolanza de un montón de cosas”, añadió. “Trabajamos en ello cinco años. Miles y miles de dibujos hechos a mano, en blanco y negro, pero tratamos de respetar las tintas, por lo que hay negros que parecen más violetas o los papeles más amarillos. Hay una infinidad de colores que ayudan a expresar mejor los sentimientos y emociones”, prosiguió.

En su Opera Prima, Santiago Caicedo, logra hacer de esta novela gráfica una obra de arte cinematográfica, donde la protesta emancipadora y una declaración de amor son hábilmente fusionadas en este vistazo irónico de la realidad latinoamericana. “Con el personaje de Paola tuve una empatía inmediata. Es alguien con quien es muy fácil relacionarse. Además, tiene que ver con los problemas que viven los adolescentes de nuestra región, con ese modo incomodo de enfrentar el crecimiento, independientemente de que se trate de un personaje femenino”, afirmo. “Paola logra superar sus adversidades de manera, a veces rebelde, a veces torpe. Pero lo que me encanta que en esta película se rompen muchos estereotipos de la mujer, sobre todo los de las latinoamericanas que tratan admirablemente de tomar las riendas de su vida, aunque deban enfrentar situaciones oscuras, y como se esfuerzan para encontrar una existencia plena”, concluyo”.

Comparte
hablandodecine.com