A un mes de estrenarse en Inglaterra la primer película dirigida por el actor Andy Serkis (Gollum, TLOR; César, Planeta de los Simios) llega a las salas de cine “Breathe”, un drama biográfico protagonizado por Andrew Garfield y Claire Foy.

“Breathe” o una “Una razón para vivir”, como se conoce en español, cuenta la gratificante e inspiradora historia de Robin Francis Cavendish, un hombre que al año de haberse casado adquirió poliomielitis y desde entonces libró una batalla personal por seguir viviendo lo más normal posible.

breathe andrewgarfield andyserkis La historia proviene del productor, Jonathan Cavendish, hijo del protagonista de este biopic y socio de Andy Serkis en la productora que fundaron en 2011 (The Imaginarium). Ambos encargaron al novelista William Nicholson de adaptarla y representar todos esos momentos considerados excéntricos que vivió al lado de su padre y madre.

Una historia singular, no solo porque una vez que Robin adquiere el polio a los 28 años de edad en 1958 le dieron tres meses de vida, sino porque luchó por salir de su hospitalización y vivir con soportes respiratorios artesanales que alargaron su expectativa de vida por casi 40 años más y se convirtió en un fenómeno médico al ser uno de los sobrevivientes de polio más longevos en Gran Bretaña (falleció en 1994).

El filme es un drama inspirador y de aventura, pues detrás de él estuvieron su incondicional esposa y varios amigos que le ayudaron a cumplir sus sueños y perfeccionar el invento que le permitía salir de casa. Robin Cavendish fue conocido por convertirse en un defensor de los pacientes con discapacidades. Todos esos ingredientes; el deterioro de la enfermedad, los desafíos de mantenerlo con vida con un respirador casero, criar un hijo, sus viajes, sus inventos, su deseo de ayudar a otros con igual condición y demás situaciones improbables en la época en la que fue diagnosticado con esta enfermedad infecciosa que ataca el sistema nervioso, le dan un toque refrescante e inspirador.

La pareja protagonizada por Andrew Garfield y Claire Foy es convincente, ella como la mujer firme y amorosa y él con el esfuerzo físico de encarnar un adulto joven paralizado.

Andy Serkis va a la segura con este debut, dirigiendo la película de forma clásica y trayendo una historia de fácil conexión con el público. De hecho, ya se ha llevado el reconocimiento a “película verdaderamente conmovedora” en el Heartland Film Festival que se lleva a cabo en Indianápolis y tiene dos nominaciones en los British Independent Film Awards a “mejor maquillaje y peinado” y “mejor sonido” (todos los nominados a los BIFA Awards 2017).

Comparte
hablandodecine.com