Colossal no se aleja del formato clásico del director Nacho Vigalondo, quien en sus películas clásicas de ciencia ficción y viajes en el tiempo con invasiones extraterrestres o dimensiones paralelas, explora elementos tan humanos como las relaciones de pareja, la obsesión y la lujuria. En esta historia nos cuenta la vida de una Gloria (Anne Hathaway), una mujer que intenta superar sus problemas mediante el ataque de un monstruo gigante al otro lado del mundo, llevándola a un callejón sin salida. Su alcoholismo y sus mentiras han destruído la relación con su novio y se ve obligada a dejar Nueva York y regresar a su pueblo natal. Allí se reencuentra con un viejo amigo que le ofrece trabajo en un bar, al mismo tiempo en que una enorme criatura aparece en Corea del Sur y Gloria descubre que tiene un extraño vínculo con ese misterioso monstruo.

La criatura no es un sueño o un giro inesperado en la trama. Es un elemento clave para la historia de esta película que sirve para mucho más que una simple metáfora sobre la actitud destructiva y autodestructiva de la protagonista. Vigalondo rompe con todas las convenciones sobre estos dos tipos de películas llevándolas a lugares que no esperamos, pero también usa los clichés de ambos géneros de forma juguetona para darnos algunas risas en medio de un desarrollo que se vuelve bastante cruel y oscuro.

colossal

 

En medio de todo esto tenemos a la gran Anne Hathaway en el papel protagonista. Magnífica e impecable y esta es solo una muestra más de su gran talento. La verdadera sorpresa aquí es Jason Sudeikis, que hasta ahora habíamos visto principalmente en comedias mediocres y aquí es absolutamente fantástico en el rol de Oscar, el amigo que ayuda a Gloria en su pueblo natal.

Es una película que nos invita a la reflexión sobre la forma en que nos relacionamos con los demás y sobre la forma en que tomamos responsabilidad por nuestros actos. Un film que, a pesar de no contar con alto presupuesto, goza de muy buenos efectos especiales.

Colossal es un raro ejemplo de mezcla de géneros tan perfecta como inesperada. Sus excelentes actuaciones, su trama valiente, atrevida, y su manejo de temas sociales o humanos, la convierten en un verdadero soplo de aire fresco en la cartelera de cine que no deberían perderse por nada del mundo

Comparte
hablandodecine.com