Cannes nos dejó muchas buenas recomendaciones cinematográficas y el descubrimiento de nuevas facetas de algunos actores, tal vez encasillados en sus antiguos roles, es así como entre ellas sobresalió la de Robert Pattinson en “Good Time“, una de las películas más aclamadas este año en en el Festival (donde ganó el premio al mejor soundtrack), dirigida por los hermanos Joshua y Ben Safdie y protagonizada por Robert Pattinson. Su actuación fue tal, que algunos pedían el premio a mejor actor por su gran interpretación, comparándolo con Al Pacino en su interpretación de Sonny Wortzik en “Dog Day Afternoon”. Desligándolo de esos papeles fríos y sin mayor asombro hasta la presente.

La historia ambientada en Queens, NY, es la de dos hermanos involucrados en un robo que sale mal. Connie consigue escapar, pero su hermano Nick es detenido. Mientras Connie hace intentos para recaudar el valor de la fianza para liberar a su hermano, este tiene la oferta de escapar. Comienza así una noche en los suburbios de Nueva York con mucha adrenalina.

La producción explica que Good Time es un “relato frenético de sus esfuerzos por escapar del sistema”. El ritmo acelerado que maneja la película, dice el director Josh, corresponde a que como cineastas están obsesionados con un tema en particular. “Estamos obsesionados con los personajes que viven el presente. Nuestro enemigo es el tiempo, siempre es el tiempo y el presente existe por fuera del tiempo. Nuestros personajes nunca saben que pasará de antemano al día siguiente o incluso el instante”.

Pero el tema del tiempo no es lo único que les interesa a los hermanos Safdie, en el pasado han hablado de personajes marginados, personas que de alguna manera están olvidados. “Con Good Time, nuestra obsesión por los marginados se orientó hacia estas personas olvidadas, americanos diferentes cuyos sentidos del tiempo presente está vinculado a la intriga y la historia. Entre más te focalizas en cosas como el peligro, la urgencia y la necesidad de un objetivo claro, la película gira más hacia una sensación de neo-thriller”, comenta Josh, que junto con su hermano ya habían participado en dos ocasiones en la Quincena de Realizadores de Cannes con su ópera prima “The Pleasure of Being Robbed” (2007) y su segundo largometraje “Daddy Longlegs” (2010).

goodtime pattinsonLa misma producción destaca que en Good Time el actor Robert Pattinson hace su actuación más compleja hasta la fecha. Pattinson de origen inglés, quedó prendido del trabajo de los directores después de ver su cuarto largometraje “Heaven Knows What” (2014) y se dedicó a ver sus otras películas. Finalmente, buscó contactarlos para decirles que contaran con él en su próximo proyecto. Esa nueva producción venía trabajándose desde tiempo atrás y cuyo rodaje está programado para 2018. “Uncut Gems” tendrá como productor ejecutivo a Martin Scorsese, pero los hermanos sintieron que Pattinson no encajaba en este proyecto, así que planearon una nueva idea centrada en el actor y que escribieron en colaboración con Ronald Bronstein.

El personaje de Pattinson, Constantine “Connie” Nikas, estuvo inspirado en los antihéroes del cine de los años setenta y Queens fue recreado con la energía que podemos sentir en “Saturday Night Fever”. Como la película fue hecha pensando en que Pattinson sería su protagonista, los directores comentan que era importante darle realismo a este personaje y por tanto fue esencial darle algo de la personalidad del actor, quien ha dicho que los hermanos Safdie le enviaron una biografía muy detallada de su personaje con la finalidad de comprender a cabalidad por qué ha llegado al punto que desata toda la trama.

Good Time que también cuenta con las actuaciones de Barkhad Abdi (el pirata de Capitán Phillips) y Jennifer Jason Leigh

La banda sonora que resultó ganadora en Cannes estuvo a cargo de Daniel Lopatin, quien utilizó piezas modernas y electrónicas que estuvieron inspiradas en el rock progresivo del británico Steve Hillage y la banda favorita de los directores, Tangerine Dream, entre otros.

Sin duda alguna, será una aclamada interpretación que nadie se querrá perder.

Comparte
hablandodecine.com